RAZAS DE CABALLOS: AKHAL-TEKE

0
144
Akhal-Teke

El Akhal-Teke es una raza de caballo oriental originaria del desierto de Karakum en Turkmenistán. La tribu Teke estableció la raza hace miles de años dentro de la línea del oasis Akhal, de ahí «Akhal-Teke».

Los caballos Akhal-Teke son verdaderamente únicos en su apariencia, carácter y habilidades. Tienen cuerpos largos y elegantes con piel extremadamente fina y ojos almendrados.

Conocidos por su distintivo brillo metálico, a menudo son crema o palomino, pero se presentan en todos los colores sólidos.

La raza Akhal-Teke es resistente con velocidad y resistencia superiores. Por lo general, tienen pezuñas fuertes, ideales para viajar por terrenos desérticos.

caballos akhal-teke salvaje

Aquí hay nueve datos interesantes sobre los caballos Akhal-Teke.

1. Los Akhal-tekes son una de las razas de caballos más antiguas

Se cree que el Akhal-Teke tiene al menos 3000 años. Algunas fuentes creen que incluso precede al caballo árabe.

El Akhal-Teke desciende de uno de los cuatro tipos de caballos que migraron de Alaska a Eurasia hace unos 2-3 millones de años.

Muchos consideran al Akhal-Teke, un descendiente directo del antiguo caballo turcomano; otros afirman que son de la misma raza.

El turcomano es una raza de caballos ahora extinta que se remonta al 3000-4000 a. C. e influyó en muchas razas de caballos modernas.

La teoría más aceptada es que las tribus turcomanas nómadas criaron selectivamente a Akhal-Tekes por su velocidad y resistencia.

Durante siglos, los usaron principalmente para transporte y asaltos, así como para carreras planas.

Debido a sus cualidades sobresalientes, el Akhal-Tekes se convirtió en una de las razas de caballos de guerra más buscadas en el mundo antiguo.

2. Akhal-Teke tiene muchas adaptaciones de supervivencia únicas.

Habiéndose desarrollado en un ambiente desértico, el Akhal-Tekes puede soportar el calor y el frío extremos.

Fueron esenciales para la supervivencia de las tribus de Asia central. Los alimentos y agua eran escasos tanto para los caballos como para los humanos; por lo tanto, el Akhal-Teke se volvió extremadamente resistente.

Además, los Akhal-Tekes tienen una conformación de patas única que es diferente de otras razas. En la mayoría de los caballos, los mechones de las patas delanteras son más largos y más inclinados que en las patas traseras. Este patrón se invierte en Akhal-Teke, lo que nuevamente indica su adaptación al terreno arenoso.

 

3. Los caballos Akhal-Teke sobresalen en la equitación de resistencia

Sobre todo, los caballos Akhal-Teke son famosos por su resistencia. Los caballos fueron alimentados tradicionalmente con un concentrado alto en proteínas que incluía huevos y mantequilla mezclados con cebada.

En un intento por salvar la raza y mostrar el coraje, la resistencia y la fuerza de los caballos, un grupo de jinetes turcomanos viajaron en su Akhal-Tekes desde Ashgabat, la capital de Turkmenistán, hasta Moscú en solo 84 días, cubriendo una distancia de 2.500 millas (4.023 km). También cruzaron 225 millas (362 km) de tierra desértica con poca o ninguna agua. Este asombroso viaje se repitió en 1988.

4. Un caballo de una persona

El Akhal-Teke es conocido como «el caballo de un solo amo». Quienes trabajan con ellos creen que solo pueden vincularse con una persona en la vida, lo que no es típico de los caballos en general.

A lo largo de la historia, la lealtad de los Akhal-Tekes ha sido apreciada tanto como su velocidad y resistencia. Hasta el día de hoy, muchos caballos son tratados como miembros de la familia y se visten con ropa extravagante para mostrar su importancia.

5. El Akhal-Teke es una raza de caballos poco común

Hay alrededor de 6.600 caballos Akhal-Teke en el mundo, lo que los convierte en una raza de caballos poco común. Las poblaciones más grandes se encuentran en Turkmenistán y Rusia, pero también están presentes en Europa y América del Norte.

Uno de los principales actores que contribuyó al declive de la raza fue la Unión Soviética. Debido a la inestabilidad política y económica del país, muchos establecimientos de cría establecidos a fines del siglo XIX se vieron obligados a cerrar.

La verdad es que la conformación y el temperamento tradicionales de la raza la hacen inadecuada para la mayoría de las disciplinas de la FEI.

6. Tienen un trote peculiar

No mucha gente sabe que Akhal-Tekes no muestra el trote de dos tiempos que se ve comúnmente en la mayoría de las otras razas de caballos.

En lugar de usar pares de pies diagonales para trotar, los caballos Akhal-Teke bajan con cada pie. Esto produce un trote más suave que es más eficiente en largas distancias y más cómodo para el ciclista.

7. El pelo sedoso de los caballos Akhal-Teke crea un brillo metálico

Los Akhal-Tekes no se llaman «Caballos Dorados» por ninguna razón. Su pelaje tiene un brillo metálico único que se nota especialmente en los caballos color crema, palomino y pardo.

Las capas de este pelo crean una superficie que refleja la luz del sol, haciendo que estos hermosos caballos brillen como el oro.

8. El Akhal-Teke influyó en muchas razas de caballos modernas

Los caballos Akhal-Teke han existido durante miles de años, por lo que no es sorprendente que su influencia se pueda ver en muchas razas de caballos modernas. El Akhal-Teke es también una de las tres razas de sangre caliente existentes, junto con el árabe y el pura sangre.

Sin embargo, la influencia del Akhal-Teke va mucho más allá de la del pura sangre. La raza fue ampliamente utilizada para refinar y mejorar las razas de caballos existentes en la Europa histórica. Aquellos que recibieron sangre Akhal-Teke incluyen los caballos rusos Don, Iomud, Karabair, Karabakh y Trakehner.

9. Carreras de Akhal-Teke

Los Akhal-Tekes todavía participan en carreras en Turkmenistán y partes de Rusia. La competición fue uno de los propósitos originales de la raza y ha sido una tradición durante más de 3.000 años.

El Akhal-Teke es también el caballo nacional y el orgullo de Turkmenistán, donde celebran el «Día del Caballo de Turkmenistán» en honor a la raza. Esta es una fiesta nacional que tiene lugar el último domingo de abril de cada año.

Los caballos Akhal-Teke son una parte integral de la cultura turcomana y aparecen en sellos postales, billetes de banco e incluso en el escudo de armas nacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.